Todo lo que debes saber sobre el Masaje Relajante a tu bebé

Después del baño, cuando el bebé esta relajadito es el momento de dar un masaje a nuestro bebé ya que los beneficios de este van desde el desarrollo de la coordinación motora, el aumento de sus reacciones musculares, el desarrollo y recepción de su cuerpo y el espacio que le rodea, además de aumentar y favorecer el vínculo entre padre/madre e hijo.

Recuerda que antes de empezar, debes tener en cuenta:

- El lugar donde el bebé recibirá el masaje debe ser cálido y con luz.

- La hora del día es importante, ya que el bebé debe estar despierto y no tenga hambre. De esta forma, se relajará.

- Es muy importante que el bebé vea la cara de su mamá o papá y que estos estén relajados, si no fuera así, se le transmitirían las tensiones y nervios al bebé.

- Las manos de la mamá o papá deben estar muy limpias y libres de cualquier objeto que moleste como anillos, relojes…

- Si tu bebé es muy pequeño, puedes taparle las piernas cuando le hagas la parte superior para que esté más cómodo, aunque cada niño es un mundo y hay algunos que están más cómodos sin nada.

- Sobretodo, antes de empezar coloca todo lo necesario a mano para no dejar al bebé sólo en ningún momento.

- Si os apetece, podéis poner música suave de fondo.

Ahora que ya tenemos las pautas claras, sólo tienes que “pedirle permiso” a tu bebé para darle el masaje, de esta forma, confiará en ti. Es un momento muy especial e único para los dos así que ponte aceite en las manos, frótalas para templarlo y dile: “¿Puedo darte un masaje?”. Aunque parezca que no nos entienden, favorecerás el aprendizaje a que se le de cariño de una forma sana y respetuosa. Es importante ver que si el bebé está muy cansado, tiene hambre o no se encuentra bien, dejemos el masaje para el día siguiente o para otro momento.

Una vez hemos terminado el masaje con el aceite relajante, debes darle las gracias a tu bebé. Primero nos despedimos con las dos manos y acariciándole desde la cabeza a los pies, le damos un besito y le decimos algo bonito con una voz dulce.

Os aseguramos que es un momento muy bonito que debes hacer diariamente para notar los beneficios. ¿Sabes cuáles son?

- Relaja al bebé y hace que llore menos.

- Duerme más profundamente y por más tiempo.

- Como ya hemos dicho, mejora el desarrollo muscular.

- Les alivia los gases y el estreñimiento.

- Mejora la digestión y alicia los cólicos.

- Aumenta la confianza entre el bebé y sus papás.

- Mejora la piel del bebé.

- Relaja a los papis tanto como al bebé.

Esperamos que con el aceite Dulces Sueños (aplicándolo diariamente, tiene una duración de unos 3 meses) conseguir aquí y las pautas que os hemos indicado, os animéis a dar masajes a vuestros bebés. Esta rutina diaria, hará que cada día tengáis un momento irrepetible con vuestro bebé que seguro recordaréis para siempre.

Aceites-dulces-sueños-01 Aceites-dulces-sueños-03

Un último consejo: Es posible que el primer día el bebé sólo nos deje hacerle un masaje de 5 minutos, no os preocupéis, poco a poco se irá acostumbrando a los masajes y podréis llegar hasta los 30 minutos.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatoris están marcados *