Mantenerse sana con la medicina natural

¿Cómo va el embarazo? seguro que genial y con muchas ganas de verle la cara :) Este post seguro que te es de utilidad, esta pensado para madres que obten por una salud natural.

La medicina natural son tratamientos alternativos como la reflexología, homeopatía, acupuntura, aromatoterapia, osteopatía y la quiropráctica.

Los remedios naturales son el resultado de siglos de uso y observaciones y, aunque puede ser difícil determinar su eficacia, aparentemente son muy beneficiosos para muchas personas.
Durante el embarazo se pueden padecer muchas molestias suplementarias, como dolores de espalda, náuseas, y estreñimiento; los remedios naturales pueden proporcionar alivio y son una alternativa ideal a los remedios ortodoxos, que han de evitarse durante este período.
No todos los remedios naturales son adecuados durante el embarazo, algunas hierbas y aceites de aromatoterapia. Su tuvieras dudas acerca del uso siempre consulta con tu médico.

Como hemos comentado anteriormente, las posibles terapias son:

– Reflexología: aplican presión en puntos específicos de la planta del pie a fin de estimular las terminaciones nerviosas. Durante el embarazo puede ayudar a aliviar problemas circulatorios, dolores de espalda y dolores en general.

– Homeopatía: son remedios que estimulan los mecanismos curativos del cuerpo. Se emplean cantidades minúsculas de extractos de plantas, animales y minerales. Algunas dolencias menores del embarazo, como las náuseas, vómitos, acidez e indigestión pueden tratarse por medio de la homeoptía, pero durante el embarazo no se han de tomar dosis muy fuertes.

– Acupuntura: es una rama de la medicina china basada en la idea de que una fuerza vital llamada “qui” fluye por el cuerpo y que las afecciones son el resultado de un desequilibrio de este flujo. El equilibrio se restaura al introducir agujas delgadas en puntos específicos del cuerpo para desbloquear el “qui. La acupuntura resulta útil para tratar dolencias como las náuseas, dolor de cabeza, alergias, indigestión y problemas emocionales como la depresión o la hipertensión. Algunas mujeres también la usan para aliviar los dolores del parto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatoris están marcados *